Warning: Missing argument 2 for willow_nav_menu_title() in /usr/home/golhood.com/web/wp-content/themes/willow/admin/menu/willow_custom_menu.php on line 156

En construcción…

En construcción…

En construcción…

En 1914 Le Corbusier presentó su sistema “Casa Dominó” para reconstruir una Flandes destrozada por la 1ª Guerra Mundial. Más de 100 años después, éste sigue siendo el sistema estructural constructivo empleado en la mayor parte de las edificaciones. Esto se debe a que es un sistema abierto, es decir, adaptable a múltiples situaciones. Sin embargo, este sistema consume demasiados recursos materiales y energéticos. El proceso constructivo supone más del 50% de la energía consumida en toda la vida útil del edificio. Es fundamental para lograr el equilibrio energético que se implementen nuevos sistemas de construcción sostenible en nuestras ciudades. La casa dominó ya ha hecho su servicio a la sociedad.

20110128160957473

Algunas de las estrategias planteadas en los últimos tiempos, como las casas y los sistemas prefabricados, tienen el inconveniente de que son sistemas cerrados, lo que dificulta enormemente su implantación. Esto limita su usabilidad y su adaptación a las condiciones constructivo-culturales de los territorios.

Aunque vivimos en un mundo globalizado, y cada vez es más común ver cómo se repiten soluciones en lugares tan diferentes como Japón o España, debemos diferenciar la globalización de la arquitectura y la globalización de las necesidades. En cualquier lugar del primer mundo, las necesidades de los ciudadanos inmersos en la cultura del bienestar son muy parecidas. Pero, ¿deben ser iguales sus arquitecturas? Claramente no. La arquitectura, además de cubrir las necesidades, debe resolver otros factores, tales como climáticos, técnicos, culturales y estéticos propios de cada territorio y cada situación. Por ello, plantear sistemas prefabricados o soluciones industrializadas cerradas es un error.

 

About the Author

Leave a Reply