Warning: Missing argument 2 for willow_nav_menu_title() in /usr/home/golhood.com/web/wp-content/themes/willow/admin/menu/willow_custom_menu.php on line 156

Soledad en red

Soledad en red

Soledad en red

Según el antropólogo Manuel Delgado: “No somos seres humanos que se relacionan, somos la relación entre seres humanos”. Uno de los factores que más ha cambiado en la sociedad actual es la manera en la que nos comunicamos los unos con los otros. Lo fundamental del ser humano, lo que nos define y nos diferencia como especie, es cómo nos comunicamos. Si esos canales de comunicación cambian, cambian las conexiones neuronales, cambia nuestro cerebro y cambia todo. Este cambio de paradigma genera una ruptura generacional entre los que se han adaptado o que han crecido en esta sociedad informacional, es decir, una sociedad que transmite su información a través de dispositivos tecnológicos, y los que se oponen a este cambio.

En España el 95% de la población tiene móvil, con la tasa de implantación más alta de Europa (126%). El 69,8% de los hogares dispone de internet y gastamos una media de 16,6€ al mes por persona en esta red. El 31,5% de la población ha efectuado en el 2014 alguna compra por internet. De media, los españoles tenemos 5,3 dispositivos electrónicos y pasamos 5,8h diarias con ellos, dedicando casi 4h a navegar por internet, de las que casi 2h se destinan a las redes sociales.

Estos datos ya no sorprenden a casi nadie. Si miramos a países como EEUU la tendencia es aún más clara. Hay estudios que estiman que los americanos destinan 1/4 de su jornada laboral a mirar redes sociales, sin un fin asociado a la empresa, y de media destinan 15 min de cada hora a ellas. Más del 20% de la población americana reconoce no poder pasar más de 2h sin mirar el Facebook y 9 de cada 10 personas usa el móvil cuando está delante del televisor. Al día, los internautas de todo el mundo, destinamos 39,76 años a estar conectados.

Claramente, la forma de relacionarnos ha cambiado. Vivimos en la Sociedad Red según la define el sociólogo Manuel Castells. No hay vuelta atrás. Lo único que podemos intentar es que estas nuevas tecnologías no generen patologías en cómo nos relacionamos. 

“La soledad no es estar solo, la soledad es no estar conectado”, parece ser el nuevo paradigma de las relaciones sociales. Pero en realidad, la soledad tiene que ver con el miedo a la aceptación social. Es más fácil ser aceptado en un mundo virtual donde los usuarios se unen por afinidades que en un mundo real donde convivimos con diferentes personas. Sin embargo, hay estudios científicos que demuestran que los más activos en la vida real también lo son en la red. Si esto es así, la red en sí misma no genera patologías, sino que es un canal más en el que se pueden expresar las personas. Incluso hace que personas con problemas de aceptación social encuentren un punto virtual de encuentro y relación. La soledad, por tanto, no la genera la red “on-line”, si no el no compartir espacios físicos.

 

   

        Manuel Castells

About the Author

Leave a Reply