Warning: Missing argument 2 for willow_nav_menu_title() in /usr/home/golhood.com/web/wp-content/themes/willow/admin/menu/willow_custom_menu.php on line 156

Viviendo en España

Viviendo en España

Viviendo en España



En España hay 25.208.623 viviendas, con un incremento de 4.262.069 ( un 20,3%) en una década, cuando el aumento de población sólo ha sido del 14,6% desde el 2001. Según los datos disponibles, el 13,7% de ellas están vacías.

Los cambios de estilo de vida y las nuevas configuraciones familiares y sociales hacen que la distribución de hogares haya variado mucho en los últimos años.

Veamos algunos datos que nos dan idea de este cambio.

El 36,4% (2.536.870) de la población entre 25 y 34 años vive con sus padres, de los cuales el 88,7% quiere emanciparse estando dispuestos a pagar entre 300 y 500 euros, siendo el salario medio español de 22.000 euros brutos anuales.

El 54,5% es alóctona, es decir, no reside en el municipio en el que nació. La movilidad en busca de trabajo y de oportunidades hacia las zonas de crecimiento es otra de las características más que reflejan estos cambios sociales.

La media de hijos en España es de 1,50 por mujer, reduciéndose a 0,6 si tiene estudios de tercer grado.

El número medio de personas por vivienda es de 2,58 descendiendo drásticamente desde los cerca de 4 que había en 1970. Uno de los datos más interesantes es el aumento de la vivienda unipersonal en un 32%. Actualmente 1 de cada 4 personas vive sola.GH_Distribución de hogares

GH_Hogares unipersonales

 

Cada vez es más habitual que la gente viva sola, siendo los solteros y las viudas los que más lo hacen. Muchos estudios hablan ya de que nos dirigimos a una superpoblación de solitarios.

Según estos datos, vemos el cambio en la estructura familiar de nuestra sociedad.

¿Se ha reflejado esto en la estructura de la vivienda construida en   los años de la burbuja inmobiliaria? Curiosamente, los datos son claros. Entre 2001 y 2011, período del gran desarrollo inmobiliario en España, la distribución de superficies de vivienda no ha variado nada, y seguimos viviendo en hogares con 96,2 m2 de media.

Las promociones inmobiliarias siguen construyendo el mismo tipo de viviendas sin importar los cambios sociales. Existe claramente un desequilibrio. Podría pensarse que la normativa aplicable es la culpable de este inmobilismo de la formalización de las viviendas, sin embargo, es posible proyectar viviendas legales con una estructura diferente.

GH_Superficie de vivienda

Con un 13,7% de viviendas vacías ( 3.443.365 ) ¿ debemos seguir construyendo lo mismo? Hablamos del parón del sector inmobiliario y de la construcción como un hecho achacable a la crisis financiera y al paro. Hablamos de la dificultad de acceso a la vivienda sobre todo para los jóvenes, pero, ¿ es la crisis o es que el sector no ofrece alternativas que resuelvan los problemas reales del mercado y que se adapten a los nuevos paradigmas?

La situación del paro juvenil en España con una tasa del 53,8% y la general del 24,5% , así como la paralización en la concesión de hipotecas, no favorece el acceso a la vivienda. Fijémonos en el régimen de tenencia de las viviendas en España en comparación con Europa.

España es uno de los países con más vivienda en propiedad, un 20% por encima de la media Europea y el doble que Alemania. El alquiler también se encuentra descompensado respecto a la media, siendo más grave la situación del alquiler social que se encuentra a 16 puntos de la media europea y a 34 de los Países Bajos.

Esta diferencia tiene mucho que ver con una cultura heredada. Es habitual escuchar que “alquilar es tirar el dinero”, ya que por lo menos cuando pagas una hipoteca, obtienes la plusvalía de la propiedad. Actualmente, el alquiler medio es de 661 € y la hipoteca media es de 776 €. Esta escasa diferencia entre ambos no ayuda a decantarse por el alquiler ( sólo un 13,5% de las  viviendas principales es en alquiler) , aunque a lo largo de la vida, vivir en régimen de alquiler es un 25% más barato. A todo esto se suma la ausencia de políticas que fomenten el alquiler.

GH_Régimen de tenencia
Esta cultura de la propiedad, entra en conflicto con otros factores socioculturales de la actualidad como la movilidad laboral. Cada vez es más común que nos desplacemos a otras ciudades para trabajar, dirigiéndonos fundamentalmente a grandes núcleos de población donde las oportunidades se multiplican. Además, la mayor parte de los contratos actuales son temporales, otro factor que hace inestable el asentamiento, y que entra en conflicto con el régimen de tenencia.

El régimen de alquiler es mayoritariamente privado y no profesionalizado. Lo habitual  es que un propietario alquile su segunda residencia de forma particular. Pocas son las entidades profesionalizadas en este sector. Solo han aparecido algunas promociones, que ante la falta de ventas, han probado a alquilar las viviendas con opción a compra, pero más como una escapada hacia adelante que por una reflexión de la sociedad actual.

 

About the Author

Leave a Reply